Cuando la PNL se convierte en el salvavidas de tu negocio

Probablemente cuando tu negocio empieza a naufragar, comienzas a buscar las causas y los posibles culpables, de ello, obviamente, es culpa de los trabajadores, últimamente les has llamado la atención por su desgano, trato a los clientes, rendimiento y algunas quejas más, ¿verdad? Seguro, que piensas que ya diste con la causa, asi que crees que lo más conveniente es renovar al personal.

Sin embargo espera un poco, ¿Es de ellos toda la culpa? se supone que como gerente del negocio, el líder a quien ellos siguen. Entonces, si ellos están fallando la culpa es tuya también. Pero tranquilo, existe una solución. Para ello, deberás aprovechar las ventajas que ofrece la PNL.

La Programación Neuro-Lingüística, implica el aprovechamiento de la forma en la cual el cerebro procesa la información que recibe del exterior, esto quiere decir, que con un buen entrenamiento, nuestro cerebro comenzará a actuar de manera distinta, pero también significa que los aplicadores deben poner en práctica algunas recomendaciones, para ayudar al cerebro en este proceso.

Estimular la comunicación asertiva en el ambiente de trabajo

No se trata solo con el saludo de entrada y la despedida a la saluda, se recomienda una constante interacción con todo el personal, para conocer sus demandas, criticas y sugerencias. Esto promueve la confianza entre el personal y la mayoría de los conflictos se solucionarían incluso antes de aparecer.

Evitar resaltar los errores o fallas

Por lo general, en el ambiente laboral se tiende más a resaltar lo negativo o los fracasos, que a reconocer los logros por pequeños que sean. Esto debe cambiarse definitivamente. Es necesario detectar las debilidades de cada persona, y trabajar en base a ello. Además, la forma de expresarlo debe transformarse también, no es igual decir “estás haciendo eso de forma equivocada”, a decir, “está bien y si consideraras… podría resultar mejor”.

Valora el esfuerzo

Por muy pequeño que parezca el logro obtenido, es necesario reconocerlo para estimular la pro actividad del personal a tu cargo.

Como puedes ver, con solo cambiar la forma en la que te expresas, el cerebro modifica la percepción de la información, no la detecta como amenaza y responde de mejor manera. Con lo cual, la conducta mejora. He aquí la clave de todo.